¿Es confortable la Zona de Confort?

Hoy te voy a hablar de la zona de confort y de como el gestionar la incertidumbre te puede ayudar en tu crecimiento profesional.

Salir de la zona de confort

Recuerdo cuando niña solía jugar con mi hermana a la fuerza centrífuga. Consistía en tomarnos de la mano y comenzar a girar, a medida que tomábamos velocidad la tendencia era salir volando, pero mientras no nos soltáramos eso no sucedía. Finalmente, alguna de las dos terminaba cediendo y soltaba las manos dando lugar a que la fuerza centrífuga hiciera efecto lanzándonos a distancia… algo similar ocurre cuando intentas descubrir o incorporar algo nuevo en tu vida, mientras la rutina conocida y segura te atrae existe una fuerza externa que te llama a lo desconocido.

¿Qué es la zona de confort y por qué nos acomodamos en ella?

Esa zona que te es familiar es la Zona de confort, e involucra aquello que de alguna manera te hace sentir que tienes el control, porque ya sabes cómo manejarlo o simplemente porque estás acostumbrado y para tu cerebro no implica un gasto extra de energía, sin embargo, muchas de esas situaciones no necesariamente son confortables.

Y si no es confortable ¿Por qué seguimos repitiendo esa rutina, conducta o relación? Desde la programación Neurolingüística podemos identificar dos grandes factores, el primero nuestros patrones mentales. A medida que crecemos y percibimos el mundo desde nuestro contexto especifico, vamos desarrollando, la mayoría de las veces de manera inconsciente, estrategias de pensamiento que se reflejan en conductas que consideramos “exitosas” pues nos permiten lograr resultados, éstas las repetimos una y otra vez generando caminos neuronales que con el paso de los años se fortalecen y requieren de esfuerzo para modificarlos, esfuerzo que no siempre estamos dispuestos a realizar.

Por otro lado, está el componente emocional, ¿Qué me genera el pensar en abrirme camino a algo nuevo? ¿Es la motivación que me atrae al cambio lo suficientemente fuerte para vencer los miedos que me impiden ir hacia él?

¿Qué implica salir de la zona de confort?

Desde mi mirada de Coach, me parece relevante mencionar, que muchas veces pensamos que salir de la zona de confort requiere cambiar completamente, dejo todo mi presente y me transformo en otra persona, nada más alejado de la realidad.

Salir de la zona de confort implica tomar conciencia de lo valioso que eres, las habilidades que tienes y de manera coherente con tu esencia avanzar hacia una zona de mayor bienestar para ti. Y cómo cada uno de nosotros es un mundo, salir de la zona de confort puede significar para algunos aprender a poner límites, para otros compatibilizar su vida laboral con la familiar o inclusive sólo cambiar su percepción del entorno que los rodea.

Y a ti, ¿Qué vivencias te han llevado fuera de tu zona de confort? Te leo.

Si algo de tu zona de confort actual te está siendo “inconfortable” y no sabes cómo enfrentarlo, no dudes en contactarme, recuerda: “todo lo que necesitas para avanzar está en ti, yo sólo te ayudo a descubrirlo”.

2 thoughts on “¿Es confortable la Zona de Confort?”

  1. Muy buena entrada. Ampliar nuestra zona de confort, me parece fundamental si queremos crecer.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.